Home Arte Arte en Mesopotamia El arte de Mesopotamia

Menú principal

El arte de Mesopotamia PDF Imprimir E-mail
Escrito por Antonio   

El arte de mesopotamia

 

 

La creación artística en las riberas de los ríos Tigris y Éufrates presenta, a diferencia de la uniformidad egipcia, una variedad de estilos que tiene su causa en los varios imperios que ocuparon Mesopotamia desde 3.500 a. C. hasta el s. IV a. C. con la expansión del helenismo, a saber, sumerios, acadios, babilonios, asirios, otra vez babilonios y persas.

Se pueden distinguir tres tendencias:

  • La sumerio-babilónica: de corte pacífico y religioso.
  • La asiria: guerrera y exaltadora
  • La persa: asimiló características de las otras.

 

 

La arquitectura es similar con pequeñas diferencias, pero en la escultura cada una expresa sus propias características.

En las manifestaciones arquitectónicas concurre un hecho esencial: la falta de piedra y madera propicio el uso del adobe y el ladrillo, y el nacimiento del arco y la bóveda para tapar techos y vanos en forma radial.

Esquema de un ziguratLas primeras construcciones sumerias fueron el templo, el Eanna o casa del cielo, de planta rectangular que evolucionó desde estructuras simples (templo de Eridu)  a construcciones de terrazas escalonas o zigurats. Varias terrazas –semejante a una montaña-, con muros en talud y varias rampas de acceso. Con esa estructura, los sacerdotes tenían más dependencias, para guardar, por ejemplo, los tributos que los campesinos pagaban, y en la ultima terraza se situaba el santuario del dios y, desde allí, los sacerdotes vigilaban el universo, descubriendo la astronomía, el zodiaco y el calendario.

El palacio era el ejemplo de arquitectura civil, rodeado de varias murallas La Torre de Babel. Brueghel, el Viejoalbergaba también templos y zigurats, ejemplo el palacio de  Sargón II en Durr Sharrukin, hoy Khorsabad.

Babilonia  marca un periodo de esplendor en la arquitectura mesopotámica, con 43 templos, el zigurat Etemenaki – la bíblica torre de Babel –, murallas en las cuales Nabucodonosor hizo colgar vegetación que recordasen a su esposa las montañas de donde procedía, fueron una de las siete maravillas de la antigüedad: los Jardines colgantes; y hermosas puertas con arcos y decoradas con ladrillos vidriados, tal es el caso de la puerta de Ishtar.

La arquitectura persa difiere  en el uso de la piedra y el sistema adintelado y arquitrabado, con enormes palacios como los de Persépolis y el de Darío I, en Puerta de Isthar según el Institute of Art , Univ. ChicagoSusa. El primero destaca por su complejidad arquitectónica y el segundo, por los relieves de ladrillo vidriado que recubrían sus muros (Friso de los arqueros).

        

En la creación escultórica diferenciamos tres estilos: la escultura sumeria-babilónica, la escultura asiria y la escultura persa.

La escultura sumeria-babilónica: muchas de sus obras tienen que ver con la plasmación de hechos históricos, de conmemoración política, por ejemplo los sellos cilíndricos en huecorrelieve, que representaban, en bandas de arcilla con relieves, animales, escenas religiosas o imágenes del sacerdote-rey. Otras formas fueron las figuras de bulto redondo, llamadas estatuas votivas, estatuillas de sacerdotes y reyes(Gudea de Lagash) con una carácter de ofrenda o rezo a los dioses. Son figuras majestuosas, de apariencia serena y gran quietud, de volúmenes redondeados, que llevan inscripciones en sus vestidos.

La estatuaria fue sustituida, al igual que en la escultura asiria, por el relieve, estelas  o bloques de piedra con un contorno irregular en el que se graba un Patesí Gudea de Lagashtexto debajo del bajorrelieve: Estela de Naramsín, Estela de Hammurabi, más conocido como Código de Hammurabi.

Las representaciones escultóricas asirias se centraron en la decoración de los palacios con bellos relieves, donde se representaban

escenas cinegéticas, de caza, y guerra. La figura humana aparece con barba rígida, solemnidad y con ausencia de detalles, mientras que las representaciones animales hacen gala de naturalismo y patetismo: La leona herida, La cacería de Asurbanipal.

La escultura persa decora los palacios, centro de la política, mediante los toros alados androcéfalos, guardianes de las puertas, y la decoración de relieves, con escenas de corte, donde la figura real se representa a mayor escala. Frente al dinamismo asirio, las imágenes persas expresan estatismo y rigidez, como el Friso de los arqueros de barro vidriado y de singular elegancia.

 

Puedes descargarte los apuntes y la imágenes para preparar el trabajo del cuaderno.